PAGA EN CUOTAS CON TU TARJETA DE DÉBITO CON VENTI

La Bicicleta como solución a la movilidad en la ciudad

en December 13, 2022

De acuerdo con el Centro de estudios de la ciudad y el territorio del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, Chile ha mostrado un fuerte crecimiento de las ciudades a partir de la década de los 90. Se trata de un crecimiento tanto en la superficie ocupada, como en la densidad de los centros urbanos: las ciudades chilenas ganan metros, y en cada metro ganado hay un mayor número de personas. 

Lo anterior – que es un fenómeno común en países en vías de desarrollo – trae consigo una intensificación de los problemas de movilidad urbana, que todos y todas hemos tenido oportunidad de vivenciar: los desplazamientos demoran cada vez más, se hace necesario  combinar diversos medios de transporte (el tándem micro – metro, por ejemplo), los atochamientos se vuelven más y más comunes, entre otros. 

Frente a estos problemas es que la bicicleta urbana se transforma en una solución económica, saludable y sostenible no sólo para los propios ciclistas, sino para todos quienes compartimos las calles de la ciudad. Te contamos por qué.


La movilidad en la ciudad

La movilidad en la ciudad, o movilidad urbana, es el concepto con el cual nos referimos al conjunto total de desplazamientos que se realizan en una ciudad, por cualquiera de los medios disponibles: caminando, en bicicleta, en vehículos a motor públicos o privados, etc. El desafío que hoy enfrentan las urbes – y especialmente aquellas con alta densidad poblacional – es conseguir que estos desplazamientos se hagan de un modo seguro, expedito y con bajo gasto energético, con el objetivo de generar experiencias apropiadas de transporte, sin contaminar el medioambiente. 

Aunque no fue incorporado directamente como uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible por la Organización de Naciones Unidas, el tipo de transporte que podría conseguir estos objetivos: el transporte sostenible “se integra en diferentes ODS y metas, en particular aquellos relacionados con la seguridad alimentaria, la salud, la energía, el crecimiento económico, la infraestructura, y las ciudades y los asentamientos humanos” (Organización de Naciones Unidas, 2022). En otras palabras, esta forma de concebir el transporte en las ciudades, de la cual la bicicleta urbana es pieza clave, no sólo permitirá desplazamientos más seguros, expeditos y no contaminantes, sino que colaborará con el acceso equitativo a los recursos e infraestructura con la que cuentan las urbes. Por este motivo, no son pocas las instituciones que promueven el uso de la bicicleta en Chile: el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, el Ministerio de Medio Ambiente, CicloRecreoVia, la Mutual de Seguridad, entre otras.


Un pequeño pedaleo en tu bicicleta; un gran paso para la humanidad

movilidad en la ciudad

Tanto las instituciones nacionales como las internacionales coinciden en que la masificación del uso de la bicicleta es una tarea compartida. El Banco Interamericano de Desarrollo, por ejemplo, generó un documento llamado “ciclo-inclusión en América Latina y el Caribe: guía para impulsar el uso de la bicicleta” (puedes revisarlo aquí), con el que promueve iniciativas tanto normativas, como operacionales, de infraestructura, y de participación ciudadana, que – en conjunto – deberían contribuir con dicho objetivo. Es que para que todos y todas usemos la bicicleta como medio de transporte preferente, hace falta una infraestructura que lo permita. 

Y, además, hace falta tu decisión. 

Transformar la chancha en tu medio de transporte principal tendrá grandes beneficios para tu salud. El montar en bicicleta a una intensidad moderada, pero de forma regular, mejorará tu capacidad cardiovascular, retardará el envejecimiento de los músculos (especialmente de aquellos comprometidos directamente en el ejercicio, pero no sólo de ellos), te ayudará a reducir el colesterol, aumentará tu capacidad de concentración, mejorará tu sistema inmunológico, entre otros. 

Al mismo tiempo, los viajes que ya no harán en medios de transporte con motor supondrán un menor nivel de congestión y – directa e indirectamente – una menor contaminación ambiental. Es importante tener en cuenta que no sólo se trata de reducir el uso de automóviles y motocicletas, sino también de hacer más amable el transporte público, para que quienes no puedan caminar o usar la bicicleta, prefieran este tipo de transporte por sobre aquellos de uso individual.

¿Son suficientes los argumentos?, ¿estás listo para transformarte en un ciclista urbano?, entonces te invitamos a revisar las mejores alternativas de bicicletas y equipamiento en W&W.
DEJA UN COMENTARIO

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer