DESPACHOS A TODO CHILE | PAGA HASTA EN 12 CUOTAS SIN INTERÉS

Pros y contras de la bicicleta eléctrica

en September 09, 2022

La primera bicicleta eléctrica se patentó en Estados Unidos en 1897 (por Oseas W. Libbey, en Boston), pero no es hasta un siglo después que su uso comienza a hacerse masivo. La saturación de las ciudades, la pandemia del COVID 19, y el cuidado del medioambiente, son algunas de las razones por las que se incrementa exponencialmente el uso de la bicicleta eléctrica en los últimos años. Se trata de una tendencia mundial, que en Chile se traduce en la venta de más de 3000 nuevas unidades durante 2021, y en una proyección de crecimiento del 30% en las ventas para 2022.

¿Deberías sumarte a esta tendencia?, ¿son las bicicletas eléctricas para ti?, revisamos las principales ventajas y desventajas de las bicicletas eléctricas para ayudarte a tomar una buena decisión:

 

¿Cuáles son las ventajas de una bicicleta eléctrica?

La primera ventaja de una bicicleta eléctrica es – precisamente – que es una bicicleta: es un vehículo pequeño, liviano (aunque el motor le aporta algo de peso), fácil de transportar, de estacionar, que no contamina, con el que no gastas dinero, y que la mayoría aprendió a conducir en la infancia: incluso si estás un poco oxidado, nadie se olvida de cómo andar en bicicleta.  

En el mismo sentido, si la potencia del motor eléctrico de tu bicicleta no supera los 250W y la velocidad máxima potencial se restringe a 25km/h, las bicicletas eléctricas no son consideradas vehículos motorizados desde el punto de vista legal. ¿Qué quiere decir esto?, que cualquier persona puede utilizar una bicicleta eléctrica, sin necesidad de licencias, permisos especiales o seguros; ¡sólo se necesitan ganas (y respetar las señales del tránsito)!

Las bicicletas eléctricas alcanzan fácilmente velocidades más altas que las bicicletas tradicionales y tienen una autonomía de hasta 90 kilómetros, dependiendo de las condiciones del terreno y las características del conductor. Con esto, resultan perfectas para recorrer la ciudad, realizar paseos de fin de semana y, en general, para recorrer largas distancias sin hacer demasiado esfuerzo.

Para desplazarse, las bicicletas eléctricas complementan la tracción humana con la energía del motor. Gestionar las diversas combinaciones de tracción humana /motor permitirá dosificar el esfuerzo físico que efectivamente realizas cada vez que utilizas tu bicicleta eléctrica: una excelente noticia para quienes no están demasiados acostumbrados a pedalear, para quienes recién comienzan a entrenarse y, en general, para quienes necesitan dosificar el ejercicio (¿alguna vez tuviste que ir a una reunión importante y dejaste la bicicleta en casa para no sudar?). 

¿Y qué pasa con los ciclistas experimentados o más exigentes? La oferta de bicicletas eléctricas es extremadamente versátil. Si bien es más frecuente toparnos con bicicletas eléctricas urbanas, existen modelos de montaña, carretera, etc., con diversas prestaciones y que se adaptan a cualquier uso, incluyendo terrenos difíciles, con desnivel o suelos resbaladizos; ¡Sólo hace falta que definas tus necesidades para encontrar el modelo ideal! 

¿Tienen alguna desventaja las bicicletas eléctricas?

Lamentamos decirte que sí. No son demasiadas, pero debes tomarlas en cuenta antes de adquirir una bicicleta eléctrica.

Antes de usar tu bicicleta eléctrica es necesario que entiendas que – al incorporar un motor y un circuito eléctrico – el peso, el centro de gravedad y la inercia serán distintas a las de una bicicleta tradicional. Necesitarás algo de tiempo para conocer tu nuevo medio de transporte y acostumbrarte a él.

Existen distintos tipos de batería (Ni-MH, NiCd, Litio) según el motor que tenga tu bicicleta eléctrica. Aún si tu motor es de los más modernos del mercado, debes considerar que las baterías tardarán al menos 3 horas en volver a cargarse y que tienen una vida útil media de alrededor de cuatro años. Es decir, deberás planificar el uso de tu bicicleta eléctrica en función de su carga y descarga (toma en cuenta que una bicicleta eléctrica descargada funciona igual que una bicicleta tradicional; ¡no es el fin del mundo!), y podrías necesitar un recambio de batería en el futuro. Además, debes considerar la sujeción de la batería para su recarga: algunas baterías están ancladas a la bicicleta, lo que te obligará a acercar la bicicleta a la red eléctrica; mientras otras pueden removerse para facilitar el proceso.

tienen desventajas las bicicletas electricas

Finalmente, una bicicleta eléctrica requiere una inversión mayor que una bicicleta convencional. Como ya revisamos, es un producto con grandes ventajas, mayores prestaciones y muy versátil, así que vale la pena que evalúes tu presupuesto y aproveches todo lo que una bicicleta eléctrica puede darte!

DEJA UN COMENTARIO

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer